Stonewall, la Gay Liberation y el Ascenso del DJ/Producer

Stonewall, la Gay Liberation y el Ascenso del DJ/Producer

El 28 de Junio del 2019 se celebra el 50 aniversario de los eventos del Stonewall Inn en New York City, detonantes de un movimiento que cambiaría el mundo para siempre.

Hoy, con tantos impresionantes clubes alrededor del mundo y con la figura del DJ/Producer siendo quizás la más importante en la escena pop, es difícil imaginar que DJs y Clubes surgieran gracias a la lucha que la Comunidad LGBTIQ de NYC tuvo que dar para poder abrazar su identidad, sin saber que su música tendría uno de los roles más determinantes.

Para celebrar 5 décadas desde el inicio de este movimiento en Estados Unidos, aquí está la historia de cómo la Gay Liberation llevó a la construcción de las primeras discotecas y al surgimientos de los primeros DJs y Productores cuyos temas, considerados ahora los clásicos de dance floor, son la base de toda la música electrónica que tanto nos apasiona actualmente.

Un 28 de Junio de 1969

El 28 de junio de 1969, en el barrio neoyorkino Greenwich Village, dio inicio una revolución social que afectaría profundamente la cultura y la vida en la ciudad. En los 60’s, este barrio se había convertido en semillero de los movimientos sociales y políticos que emergieron en la década anterior, como la lucha por los Derechos Civiles de la población afroamericana y la contracultura generada por el rechazo a la guerra de Vietnam, entre otros. Greenwich era, además, el corazón de la comunidad gay de New York.

En 1969, existía en la legislación de la ciudad un estricto régimen que prohibía cualquier acto de índole homosexual en público y en cualquier negocios o local. El Departamento de Policía de New York recurría a policías encubiertos para arrestar a los gays en los bares, parques, baños y locales de la ciudad. Los escasos bares gays eran propiedad de miembros de la mafia que pagaban a los policías corruptos para operar y que, a la vez, sobornaban a sus clientes gays adinerados bajo la amenaza de ser expuestos en público.

En aquella fatídica noche de junio, la policía realizaba una redada más, esta vez contra el club gay Stonewall Inn ubicado en Christopher Street en West Village, también propiedad de la mafia. Sin embargo, esta vez, mientras los clientes eran arrestados y llevados hacia la calle, una multitud se congregó a las afueras del club. Durante varios días, el barrio fue testigo del más violento enfrentamiento entre decenas de personas LGBTIQ contra la Policía de New York, actos que fueron el nacimiento del movimiento Gay Liberation en Estados Unidos.

En menos de 6 meses, dos activistas gays y tres periódicos de la ciudad comenzar su ruta hacia el establecimiento de los Gay Rights . La primera marcha del Gay Pride fue exactamente un año después de Stonewall, el 28 de junio de 1970 y conmemoraba los eventos en el legendario club gay.

The Loft, el primer club del mundo

Una de las primeras demandas que exigió la comunidad gay después de los eventos de Stonewall, fue la creación de espacios donde poder sentirse libres del acoso y la opresión que ejercían la Policía de New York y con la Mafia. 

En 1970, David Mancuso, un audiófilo hippie obsesionado con los sound systems, que disfrutaba de poner vinilos a sus amigos, comenzó a hacer fiestas privadas regularmente en su espacioso Loft en 647 Broadway, al norte de Houston Street. Las fiestas eran sólo con invitación y estaban especialmente dirigidas a la población gay. Ahí, en su gran Loft, podían bailar juntos sin preocuparse por el acoso policial.

En su Loft, Mancuso construyó uno de los mejores sound systems del mundo y él mismo se convirtió en el DJ de sus fiestas, tocando discos de jazz y rock hasta música clásica. Un particular show de luces también era parte de la experiencia.

Muchos de los fundadores del House Music, como Larry Levan, Frankie Knuckles, Francois K, Nicky Siano y David Morales, solían hangear en The Loft. En 1975, Mancuso organizó el primer DJ Pool de la historia para comenzar a distribuirle promos a los DJs que llegaban a sus fiestas.

En esencia, David Mancuso es el creador de la discoteca o el club como lo conocemos hoy. Un sistema de sonido de alta definición, una instalación de luces integrada, un crew de DJs que tocaban para un público que bailaba durante horas, fue la combinación que inspiró a las más famosas discotecas de la ciudad, como Studio 54.

Y con la creación de la Cultura Club llegó la Cultura DJ, acompañada de los productores que comenzaron a producir música específicamente para ser tocada en estos lugares tan particulares.

Larry Levan y el Paradise Garage:

Larry Levan nació en Brooklyn, en 1954. Desde niño fue influenciado por el blues, el jazz y el gospel que escuchaba su madre, pero como adolescente gay fue víctima del bullying lo cual le hizo abandonar su barrio natal rumbo a Flatbush para convertirse en diseñador de modas. Tuvo un corto affair con David Mancuso y se obsesionó con hacer la música que nunca se detenía.

En 1977, un joven gay llamado Michael Brody, construyó un club que esperaba fuera la competencia de Studio 54 en downtown. Le ofreció una residencia a Larry Levan pero en lugar de atraer a las celebridades que eran mayoritariamente blancos, el club comenzó a atraer a una interesante mezcla de afroamericanos, latinos, punks y gays. Finalmente, esta escena underground, que se reunía solo con invitación, llegaría a tener un impacto mucho más profundo en la música dance que el propio Studio 54.

Durante 10 años, Larry Levan fue el residente de Paradise Garage y se convirtió en leyenda gracias al manejo y el control que ejercía en el dance floor. Sus sets llegaron a ser tan conocidos que las casas disqueras se le acercaban para que tocara sus discos, y artistas como Madonna, Duran Duran, Whitney Houston y New Order, hicieron varias presentaciones en el famoso venue.

Ya como un DJ maestro, Levan comenzó a producir tracks específicamente pensando en su dance floor, conviertiéndose en un gran remixer y creador de joyas del Disco y del House. Antes de Larry, los DJs sólo tocaban en los clubes y los productores sólo trabajaban en sus estudios. Larry se percató de que los DJs tenían esa particular intuición de lo que el dance floor requería y sabían cómo lograr que el público no dejara de moverse.

Cuando Levan produjo los remixes de “Ain’t No Mountain High Enough”, lo hizo pensando en el crowd de Paradise Garage. Las canciones que escribió para su banda Peech Boys fueron diseñadas con el heavy beat and bass que salía de sus sub-woofers Levan Horn, hechos a la medida.

De hecho, el Garage House es una de sus creaciones, el cual llegaría a ser la influencia más fuerte del Chicago House. Frankie Knuckles, quien se convertiría en el padre del Chicago House, creció con Levan en New York y trabajó para él en Paradise Garage antes de moverse a Chicago, a finales de los 70’s. 

El Paradise Garage cerró en 1987 en medio de la epidemic del SIDA que diezmó a la población gay de New York. Entre ellos estaba su propietario, Michael Brody. Larry Levan murió en 1992, cuando apenas tenía 38.

Para conmemorar los 50 años de los eventos de Stonewall y su invaluable contribución a la Música Electrónica Dance, la Cultura Club y la Cultura DJ del mundo, aquí les dejo 10 tracks esenciales de la galeta de Larry Levan y del dance floor de Paradise Garage. Enjoy! 

1. Inner Life Featuring Jocelyn Brown: ‘Ain’t No Mountain High Enough’

2. The Peech Boys ‘Don’t Make Me Wait’

3.Lace – Can’t Play Around

4. Man Friday: ‘Love Honey, Love Heartache’

5. Gwen Guthrie: ‘Seventh Heaven (Larry Levan Remix)

6. Trussel – Love Injection

7. Change – Paradise

8. Instant Funk – I Got My Mind Made Up (Larry Levan Mix)

9. Phyllis Hyman – You Know How To Love Me

10. Tanya Gardner – Work That Body

Escrito por Dan Freeman (CØm1x) es un destacado artista, bajista, productor y experto en tecnologías de audio proveniente de Brooklyn, Nueva York. Es uno de los más distinguidos expertos a nivel mundial en integración de instrumentos acústicos y eléctricos a computadoras portátiles por medio de Ableton Live.

Originario de Boston, se graduó en la Universidad de Harvard y imparte clases en la facultad de la Clive Davis Institute of Recorded Music, en New York University (NYU) en donde diseñó parte del programa de estudios de producción de música electrónica.

En 2015 fundó Brooklyn Digital Conservatory que busca traer a los mejores maestros y artistas en producción de música electrónica a diferentes lugares y escuelas alrededor del mundo. Brooklyn Digital Conservatory ha organizado cursos y talleres en Chile, Costa Rica, Panamá, México, Colombia, Argentina, Italia, Nicaragua, y Guatemala.  

En 2017, Dan diseñó el Curso Certificado en Producción Musical en DJlab en Costa Rica donde imparte cursos y talleres dos veces al año.

Editado y traducido por Esteban Howell, Director de DJLab

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *